Todo sobre las siliconas para el cuidado del cabello.

¿Tu pelo se siente pesado y sin vida? ¿Te preguntas si las siliconas son las culpables? En este post, desmitificamos este ingrediente tan popular y te ayudamos a decidir si es adecuado para tu tipo de cabello.

Laura Pérez
Actualizado: 27/03/2024 435
Todo sobre las siliconas para el cuidado del cabello.
Compartir:

Siliconas para el cabello. ¿Debo evitarlas?

Las siliconas se han convertido en uno de los componentes más comentados en el ámbito de los productos para el cabello recientemente. ¿Tienes claro qué son exactamente? ¿Y cuál es su función? ¡Te lo contamos aquí!

¿Qué son las siliconas?

Las siliconas, esos componentes de origen sintético, emergen a partir del silicio, un compuesto mineral presente de manera natural en nuestro entorno. Este se combina con oxígeno para dar lugar a una familia de polímeros únicos en su clase. Estos no son más que compuestos creados a partir de unidades más sencillas, conocidas como siloxanos, las cuales se caracterizan por su contenido de silicio y oxígeno. Juntas, estas unidades forman cadenas complejas que definen las propiedades versátiles y útiles de las siliconas en una amplia gama de aplicaciones.

Las siliconas son comunes en productos para el cabello, incluyendo champús, acondicionadores y tratamientos intensivos.

Aparecen como aceites y geles, variando en consistencia de ligera a densa.

Este ingrediente se usa por sus grandes beneficios que permiten dar a algunos productos una textura sedosa y suave.

composición silicona

Tipos de siliconas

Las siliconas en los productos para el cabello pueden dividirse en dos categorías principales: solubles y no solubles en agua.

La principal diferencia entre estas dos categorías radica en su capacidad para ser eliminadas del cabello con o sin el uso de sulfatos (agentes limpiadores fuertes) en el champú.

Siliconas solubles en agua

Las siliconas solubles en agua son aquellas que se pueden lavar fácilmente con agua o champús suaves sin sulfatos. Estas siliconas no se acumulan en el cabello, lo que significa que no necesitas utilizar limpiadores fuertes para eliminarlas. Son ideales para personas que prefieren productos de cuidado capilar más suaves o tienen el cabello fino que puede verse afectado negativamente por el peso de las siliconas más pesadas.

Ejemplos de siliconas solubles en agua incluyen:

  • Dimethicone Copolyol
  • Lauryl Methicone Copolyol
  • Polysiloxane

Estas siliconas son menos propensas a causar acumulación y generalmente se consideran seguras para el uso regular, incluso en rutinas de cuidado del cabello “libres de sulfatos”.

Siliconas no solubles en agua

Las siliconas no solubles en agua son aquellas que no se pueden eliminar fácilmente solo con agua y requieren champús con sulfatos o limpiadores fuertes para ser completamente retiradas del cabello. Estas siliconas tienden a acumularse con el tiempo, lo que puede llevar a que el cabello se vea pesado, opaco, y puede dificultar la hidratación y nutrición efectiva del cabello.

Ejemplos de siliconas no solubles en agua:

  • Dimethicone
  • Cyclomethicone
  • Amodimethicone (aunque tiene cierta solubilidad, puede requerir limpieza profunda dependiendo de su formulación)

La acumulación de estas siliconas puede ser dañina para el cabello, especialmente si se utilizan en exceso o si el cabello no se limpia adecuadamente. Esto puede resultar en cabello que se siente pesado, se ve sin vida, y es más difícil de manejar.

¿Cuáles son dañinas para nuestro cuidado capilar?

El término “dañinas” puede variar según el tipo de cabello, las necesidades individuales y la rutina de cuidado capilar. Las siliconas no solubles en agua tienen mayor probabilidad de causar acumulación y efectos negativos a largo plazo, especialmente si no se limpian adecuadamente. Esto puede incluir sequedad, porque la barrera que forman puede impedir que la humedad penetre en el cabello. Sin embargo, en ciertas circunstancias, como para proteger el cabello del calor o suavizar la cutícula en cabellos muy rizados o dañados, pueden ser útiles.

En general, si prefieres evitar la acumulación y buscas mantener una rutina de cuidado capilar más suave y natural, las siliconas solubles en agua son la mejor opción. No obstante, la elección debe basarse en las necesidades específicas de tu cabello y tus preferencias personales en cuanto a productos de cuidado capilar.

El bienestar de tu pelo inicia en el cuero cabelludo; es esencial prestar atención a esta fase para evitar el surgimiento de hongos, caspa o el debilitamiento del folículo piloso. Los lavados intensivos son imprescindibles, y su regularidad variará según la naturaleza de tu cuero cabelludo y las prácticas de cuidado capilar que adoptes, incluyendo o no el uso de siliconas en tus productos. Independientemente de si utilizas siliconas, no descuides la importancia de realizar lavados profundos.

Es importante que sepas, antes de decidir eliminar las siliconas de tu régimen de cuidado del cabello, que son componentes seguros y autorizados para su uso en cosméticos. Además, no existen pruebas científicas que indiquen que los productos capilares que contienen siliconas produzcan efectos adversos en la salud del cuero cabelludo.

¿Qué champú libre de siliconas puedo usar?

Si decides adoptar una rutina de cuidado para el cabello libre de siliconas buscando un toque más natural, te invitamos a explorar nuestra línea Champú ICON ORGANIC. Se trata de la lína de Icon más natural

Ingredientes Naturales y Beneficios

Aloe Vera Ecológico: La base de Aloe vera ecológico presente en estos champús proporciona hidratación profunda, calma el cuero cabelludo y promueve la salud capilar. Su acción suavizante y regeneradora es ideal para cabellos dañados o secos.

Propiedades Antiinflamatorias y Antioxidantes: Los ingredientes antiinflamatorios y antioxidantes presentes en la fórmula ayudan a reducir la irritación del cuero cabelludo, combatir los radicales libres y promover un ambiente saludable para el crecimiento del cabello.

En resumen, las siliconas en los productos para el cabello son seguras y ofrecen múltiples beneficios como suavizar, dar brillo, volumen y mejorar la experiencia de uso al hacerlos más agradables al tacto. Sin embargo, no son adecuadas para todos los tipos de cabello, especialmente si tiende a ser pesado o está dañado por el uso de calor y tintes, donde pueden ocultar el estado real de su salud. A pesar de sus ventajas, es importante usar champús con sulfatos de dos a tres veces a la semana para limpiar cualquier residuo y evitar la acumulación indeseada ya que este tipo de champús actúan como una cubierta protectora alrededor de cada hebra del cabello. 

champú con ingredientes naturales

Además del champú, la línea ICON ORGANIC también ofrece acondicionadores, mascarillas y tratamientos capilares complementarios que siguen la misma filosofía natural y respetuosa con el cabello. Explorar esta gama completa puede ayudarte a construir una rutina capilar holística y beneficiosa para tu melena.

Ahora que tienes más información sobre las siliconas, ¿cuál es tu perspectiva respecto a ellas? ¿Has experimentado con champús libres de siliconas? ¿Percibes algún cambio? ¡Comparte tu experiencia en nuestras redes sociales!

Posts más visto
0 comentarios

Escribe un comentario