Acondicionador o mascarilla: ¿qué se aplica primero?

Lavarnos el cabello es algo tan natural que muchas veces cometemos errores sin saberlo. Hoy te vamos a desvelar, por fín, el misterio del Acondicionador y de la Mascarilla, explicándote además, cómo y cuando debes usar ambos. Sigue leyendo y aclara tus dudas con nosotros.

Virginia Martínez Rosauro
Actualizado: 14/03/2024 65631
Acondicionador o mascarilla: ¿qué se aplica primero?
Compartir:

En este post te voy a resolver todas las dudas para que tengas claro que debes de utilizar para obtener el mejor cuidado de tu cabello; si es mejor acondicionador o mascarilla y cómo o cuántas veces se deben aplicar el acondicionador o la mascarilla para tratar tu cabello correctamente.

Introducción al cuidado capilar: acondicionador y mascarilla

La importancia de una buena rutina de cuidado capilar radica en su capacidad para mejorar la salud y apariencia del cabello. Dos productos esenciales en esta rutina son el acondicionador y la mascarilla capilar, cada uno con sus propios beneficios y usos específicos.

Integrar tanto el acondicionador como la mascarilla en la rutina de cuidado capilar es crucial para mantener el cabello saludable, brillante y fuerte.

El acondicionador es un producto formulado para restaurar la humedad, mejorar la textura y facilitar el desenredado del cabello después del lavado mientras que las mascarillas capilares, por otro lado, son tratamientos intensivos diseñados para proporcionar una nutrición profunda y abordar problemas específicos del cabello, como daño, sequedad, frizz o falta de brillo.

El orden paso a paso para la aplicación de productos capilares

No hay un orden específico para poner primero acondicionador o mascarilla porque el uso de estos productos va a depender de las necesidades de cada cabello.

Si tu cabello está sano o no tienes daños importantes, mi consejo es que utilices el acondicionador en la mayoría de los lavados y la mascarilla tan solo una vez por semana.

En cambio, si tu cabello está deshidratado o tienes el cabello muy maltratado, te recomiendo que utilices siempre la mascarilla para hidratar y reparar las agresiones de tu pelo.

Acondicionador o mascarilla: consejos específicos por tipo de cabello

El uso de acondicionador o mascarilla , deben usarse según las necesidades y gustos de cada persona. "No es lo mismo alguien que tenga el pelo corto que alguien con el pelo largo, muy rizado, seco, pacientes con afecciones en el cuero cabelludo", indica la Dra. Rogel, experta en dermatología clínica y estética y tricología.

Si un cabello está sano o cuidado, lo normal será que se utilice el acondicionador en la mayoría de los lavados, y solo se utilizará la mascarilla una vez por semana. Esto variará según las necesidades de tu pelo.

1. Cabello seco

Este, necesita más hidratación que cualquier otro tipo de pelo. Por ello, si tienes un cabello seco, pero no está mal tratado y optas por utilizar un acondicionador, es necesario que sea de la línea de hidratación, como afirma el dermatólogo. Sabrás que existen distintos tipos de acondicionadores y tienes que optar por aquel que te proporcione el máximo de beneficios posibles para tu tipo de pelo, como mejorar el encrespamiento, la hidratación y conseguir un cabello mas suave y brillante. En cambio, si tienes un pelo dañado, producido como por ejemplo por el uso planchas, tenacillas, etc, o productos químicos como la decoloración, mi consejo es que utilices un tratamiento instantáneo tipo mascarilla para reconstruir y nutrir mínimo una vez por semana o incluso en todos los lavados si fuera necesario.

2.Cabello graso

Sin duda, este tipo de pelo es el que menos se cuida con productos hidratantes, ya que de manera equivocada se piensa que no se debe de hacer porque se ensucia antes. Uno de los consejos que recomienda Lo cierto es que para hacer un buen uso, hay que ponerlos alejados de la raíz, es decir, solo en medios y puntas y aclarar con abundante agua. De esta forma, evitarás que tu pelo se ensucie con más facilidad y conseguirás lucir una melena sana y bonita. En este caso, debemos elegir acondicionadores aptos para cueros cabelludos grasos, que desintoxique y proteja el pelo.

3.Cabello teñido

Si tu cabello está muy dañado debido a procesos químicos o por el uso de planchas, tenacillas,etc.. lo mejor es que utilices un tratamiento instantáneo tipo mascarilla para mejorar la calidad de tu pelo. El único cuidado especial que tendrás que tener a la hora de la aplicación es no ponerlo cerca del cuero cabelludo y aclarar con abundante agua para que no queden restos.

4.Cabello teñido

Si tu pelo está teñido es de suma importancia que siempre acondiciones tu melena para mantener el color perfecto y luminoso. El ingrediente clave que tiene que contener es el Prodew 500, que son una mezcla de aminoácidos que reparan la superficie y la fortalecen además de proteger el color.

5.Cabello liso

Los cabellos lisos también se tienen que hidratar. Es un error pensar que por ser liso no lo necesita... todos los pelos tienen que ser acondicionados o hidratados después del champú para igualar la porosidad del cabello y nutrirlo. Solo así conseguirás un pelo bonito y totalmente sano.

Cuando un cabello es liso podrá utilizar acondicionador o mascarilla indistintamente.

6.Cabello rizado

El cabello rizado llama mucho la atención por varios motivos, pero en especial por el volumen. Cuando me preguntan que es mejor acondicionador o mascarilla para sus rizos siempre contesto que mascarilla. Un pelo rizado por norma general, busca que su pelo no se encrespe ni coja volúmenes indeseados. Para ello es muy importante hidratarlo, para que el rizo se forme bien la espiral y que los rizos queden bien definidos.

El tratamiento de  I.C.O.N Organic (y toda la gama en general) es perfecto para el cabello rizado puesto que no contiene sulfatos, ni parabenos ni siliconas, siendo totalmente apto para el método Curly.

¿En qué orden se deben aplicar la mascarilla y el acondicionador?

¿La mascarilla va antes o después del acondicionador?No se debe de aplicar una cosa detrás de la otra, después del champú debes aplicar acondicionador o mascarilla.

Puedes alternar el uso en los lavados, por ejemplo, en un lavado aplicas acondicionador y en la siguiente mascarilla o aquello que necesite tu cabello.

En cambio, si tu cabello está deshidratado o lo tienes muy maltratado es recomendable que utilices siempre la mascarilla para hidratar y reparar las agresiones de tu cabello

Cuál es la diferencia entre un acondicionador y una mascarilla

Son varias las diferencias entre un acondicionador o mascarilla para pelo, y dependiendo de cómo esté tu cabello deshidratado, deberás utilizar uno u otro o incluso podrás alternarlo para encontrar el equilibrio que tu cabello necesite. A continuación te presentamos sus principales diferencias.

diferencias mascarilla acondicionador

Un acondicionador está diseñado para hidratar, dar brillo, dejar una textura suave y cerrar la cutícula del cabello, que es la parte más externa de la estructura y la que debes mantener siempre hidratada para evitar que el cabello se deshidrate o se debilite debido a las agresiones externas o al uso de productos químicos. Debes utilizarlo siempre después del champú, de esta manera también te ayudará a desenredar el cabello si tienes una melena larga, rizada o con tendencia a hacerse nudos.

La mascarilla, además de hidratar, cerrar la cutícula y dejar el cabello suave... también rellena la parte intermedia del cabello, el cortex, de esta forma , evitarás que el cabello pierda elasticidad y resistencia o en su defecto, si la has perdido, con el uso de la mascarilla conseguirás reparar los daños producidos. Utilizarás la mascarilla como mínimo una vez por semana, en el caso de que tengas un cabello muy seco o deshidratado, con tendencia a la rotura o ha sufrido alguna agresión importante, deberás utilizarla siempre después del champú para mantener el cabello en perfectas condiciones.

Uno de los errores más comunes que se comete cuando se utiliza un acondicionador o mascarilla para el pelo, es dejarlo más tiempo del recomendado pensando que de esta forma vamos a hidratar aún más el cabello. Y esto no es así, cada uno tiene su función. Las moléculas e ingredientes que contienen en el caso del acondicionador nunca penetrarán en las capas más internas del cabello, como tampoco una mascarilla rellenará la parte más interna de la estructura, ya que, como antes comenté, cuidará y reparará los daños producidos en la cutícula y en el cortex del cabello.

A si que, para resumir y dejar claro cuál es la diferencia más importante entre un acondicionador y una mascarilla: el acondicionador actúa solo a nivel externo (en la cutícula del cabello) y una mascarilla actúa en la capa intermedia del cabello llamada cortex y también en la externa.

Errores comunes y cómo evitarlos

Al aplicar el acondicionador y la mascarilla capilar, es fácil cometer errores que pueden reducir la efectividad de estos productos y no proporcionar los beneficios esperados para el cabello. Algunos de los errores más comunes son los siguientes:

errores del uso de la mascarilla

Usar demasiado o muy poco productos: la cantidad correcta de producto varía según el tipo y la longitud del cabello. Usar demasiado puede hacer que el cabello se sienta pesado, mientras que muy poco puede no proporcionar suficiente hidratación.

Aplicarlo en las raíces: El acondicionador está diseñado principalmente para nutrir y desenredar las puntas y el largo del cabello, no el cuero cabelludo. Aplicarlo en las raíces puede provocar acumulación de producto y exceso de grasa, lo que puede hacer que el cabello se vea pesado y graso.

Aplicar la mascarilla en cabello sucio o demasiado mojado: Para que la mascarilla sea efectiva, debe aplicarse sobre el cabello limpio y preferiblemente húmedo pero no empapado, ya que el exceso de agua puede diluir el producto y disminuir su efectividad.

Usar la mascarilla con demasiada frecuencia o no lo suficiente: Dependiendo de las necesidades de tu cabello, las mascarillas capilares deben usarse con una frecuencia adecuada. Usarlas demasiado puede sobrecargar el cabello, mientras que no usarlas lo suficiente puede no proporcionar la hidratación o reparación necesaria.

No distribuir el producto uniformemente: Es importante asegurarse de que la mascarilla se distribuya de manera uniforme por todo el cabello, especialmente en las áreas más dañadas y las puntas.

Aplicar calor: Por aplicar calor no se van a obtener más beneficios ya que en el caso del acondicionador no tiene la capacidad de rellenar el interior del cabello puesto que las moléculas que contienen son más pequeñas que las de un tratamiento que sí que la función es distinta y en el caso de las mascarillas las moléculas tienen mayor tamaño que las del acondicionador y por ello si que conseguimos mayor hidratación, pero nunca podremos superar a la hidratación o reparación que proporciona un tratamiento de hidratación profunda.

No dejar actuar el producto el tiempo suficiente: Para que la mascarilla y el acondicionador sean efectivos, necesitan tiempo para penetrar en la fibra capilar. No dejar el producto el tiempo suficiente reduce su efectividad.

Consejos finales para un uso correcto

Para hacer un buen uso del acondicionador o mascarilla debes de seguir las recomendaciones de la marca. Por norma general el acondicionador se aplica en la mayoría de los casos después del champú sobre todo el pelo menos en el caso de los cabellos grasos que solo se hará de medios a puntas.

El tiempo de exposición del acondicionador es de 1 a 3 minutos, y después debes aclarar con abundante agua. En el caso de ICON, recomendamos a la hora de aplicar el acondicionador, que no escurras el cabello de agua para que sea el conductor del producto y se reparta y penetre mejor, por lo demás, es todo igual, excepto en el caso del tratamiento Acondicionador Cure que es el único que se puede aplicar antes del champú y/o después.

Con la mascarilla debes de hacer lo mismo que se ha mencionado anteriormente: seguir las recomendaciones de la marca. Normalmente se aplican todas de una forma similar. Debes de hacerlo siempre después del champú sobre todo el cabello (evitando la raíz si tienes un cuero cabelludo graso) y dejándola actuar entre 1 y 5 minutos. Por último aclararás con abundante agua el cabello.

ICON cuenta con dos mascarillas y cada una tiene un tiempo de exposición distinta:

- Mascarilla INFUSION: Se aplica sin escurrir el cabello de agua para que el producto se reparta mejor y penetre en el interior, durante sólo 60 segundos y aclararás con abundante agua.

- Tratamiento ORGANIC: Se aplica sin escurrir el cabello de agua para que el producto se reparta mejor y penetre en el interior durante 5 minutos, si además aprovechas para hacer un masaje y desenredas el cabello con tus propias manos, obtendrás mejor resultado. Por último debes aclarar con abundante agua.

Consejos finales: expertos en cuidado del cabello recomiendan

Las mascarillas capilares son tratamientos concentrados diseñados para actuar en el interior de la fibra capilar, reestructurando, fortaleciendo, humectando o nutriendo el cabello. Se recomienda su uso semanal debido a su textura densa y capacidad de penetración profunda para hidratar y nutrir.

Sin embargo, los acondicionadores se enfocan en el exterior del cabello, según la estilista Gema Eguiluz, del salón In-Viso, hay que huir del mito de que el acondicionador solo sirve para facilitar el desenredo porque va más allá ya que  proporciona hidratación, suavidad, brillo, y protección contra agresiones externas.

Siempre voy a recomendar el uso de acondicionador o mascarilla a todo tipo de cabellos puesto que tienen múltiples beneficios. Este paso es muy importante en la rutina de cuidado ya que ambos aportan múltiples beneficios al cabello. 

Ahora que ya sabes los beneficios del uso tanto del acondicionador como de la mascarilla, no dudes en incorporarlos después de tu lavado para lucir una melena más sana y bonita.

0 comentarios

Escribe un comentario