Cómo preparar tu piel antes del maquillaje

Descubre cómo preparar tu piel de manera efectiva antes de maquillarte para tener una piel bonita y saludable y que además te ayude a aumentar la duración del maquillaje . Durante este artículo conocerás los pasos esenciales, desde la limpieza hasta la hidratación, resaltando la importancia de cada etapa en el cuidado de tu piel. Aprenderás a seleccionar productos adecuados, evitar errores comunes y personalizar tu rutina según tu tipo de piel.

Sergio García
Actualizado: 20/05/2024 524
Cómo preparar tu piel antes del maquillaje
Compartir:

Preparar tu piel adecuadamente no solo facilita la aplicación del maquillaje y mejora su duración, sino que también protege e hidrata tu rostro dando lugar a tener una piel radiante.

A lo largo de este post, conocerás los pasos fundamentales para conseguir una piel radiante y lista para la aplicación del maquillaje. Desde la limpieza hasta la hidratación, cada paso tiene su importancia y te ayudará a conseguir ese acabado perfecto y duradero que todas deseamos. Prepárate para transformar tu rutina de cuidado de la piel y descubre cómo una preparación adecuada puede elevar tu look de maquillaje haciendo que se vea más bonito y duradero.

Importancia de una buena preparación de la piel

Antes de aplicar cualquier tipo de maquillaje, es crucial dedicar un momento para preparar la piel. Esto no solo ayuda a que el maquillaje se aplique de manera más uniforme y dure más, sino que también protege la piel de posibles irritaciones o daños causados por los productos cosméticos. Preparar tu piel adecuadamente puede prevenir el envejecimiento prematuro y asegurar que tu rostro se vea radiante y saludable día tras día.

A continuación te damos las razones principales por las que debes tomarte ese tiempo extra para cuidar tu piel antes del maquillaje:

  • Limpieza: Elimina cualquier rastro de suciedad, aceite y contaminantes que puedan haberse acumulado en tu piel, lo que puede causar brotes y un aspecto apagado.
  • Hidratación: Una piel bien hidratada es la base perfecta para un maquillaje suave y duradero. La hidratación evita que el maquillaje se cuartee o se asiente en las arrugas.
  • Protección: Aplicar productos adecuados antes del maquillaje puede proteger tu piel de los efectos nocivos de los ingredientes químicos y de los factores ambientales como la contaminación y los rayos UV.

Al llevar a cabo estos pasos, no solo estás mejorando cómo se ve tu maquillaje, sino que también estás contribuyendo significativamente a la salud de tu piel a largo plazo.

Beneficios de preparar bien la piel

Preparar tu piel antes de maquillarte trae consigo varios beneficios que van más allá de que solo se vea bien. Este cuidado previo no solo mejora la apariencia de tu maquillaje, sino que también contribuye de forma significativa a la salud de tu piel. Aquí te detallamos algunos de los beneficios clave:

  • Mejora la textura de la piel: Una preparación adecuada suaviza la textura de tu piel, haciendo que el maquillaje se deslice con facilidad y se asiente de forma uniforme.
  • Aumenta la hidratación: Usar productos hidratantes antes del maquillaje ayuda a mantener la piel nutrida y evita que el maquillaje absorba la humedad natural de tu piel, previniendo así la sequedad.
  • Prevención del envejecimiento: Los productos preparatorios suelen contener ingredientes que combaten los radicales libres y ofrecen protección solar, ayudando a prevenir signos prematuros de envejecimiento. Estos beneficios no solo aseguran que tu maquillaje se vea bonito durante más tiempo, sino que también cuidan de tu piel a largo plazo.

Cómo afecta la preparación a la aplicación y durabilidad del maquillaje

Una buena preparación de la piel antes de maquillarse impacta positivamente tanto en la aplicación como en la durabilidad del maquillaje. Aquí te explicamos cómo:

  • Aplicación más suave: Una piel bien preparada permite que el maquillaje se aplique de manera más uniforme haciendo que los productos se fusionen mejor con la piel, evitando acumulaciones o parches secos.
  • Mayor duración: Cuando la piel está bien hidratada y protegida, el maquillaje tiende a adherirse mejor y por tanto se mantiene durante más tiempo.
  • Menos retoques: Al tener una base sólida, las necesidades de retocarse durante el día se reducen considerablemente, permitiéndote mantener un aspecto impecable por más horas.

Invertir unos minutos extras en preparar tu piel no solo mejora tu apariencia instantánea, sino que también protege y mejora el estado de tu piel a lo largo del tiempo.

Pasos previos esenciales para preparar la piel

Antes de aplicar maquillaje, es crucial seguir una serie de pasos que no solo preparan tu piel, sino que también aseguran que el resultado final sea lo más bonito y saludable posible. Aquí te presentamos los pasos que debes incluir en tu rutina de preparación de la piel:

1. Limpieza Profunda

El primer paso y uno de los más importantes antes de maquillarte es limpiar tu piel en profundidad. Esto supone, eliminar todas las impurezas, el exceso de grasa y los restos de maquillaje anterior que puedan haber quedado. Utiliza un limpiador suave que respete el pH de tu piel y asegúrate de limpiar todas las áreas del rostro, prestando especial atención a la zona T, que suele ser más propensa a acumular aceite.

2. Peeling

El peeling es un paso fundamental que deberías incorporar a tu rutina de cuidado de la piel al menos una vez a la semana. Este proceso ayuda a eliminar las células muertas de la superficie de la piel, lo que promueve una renovación celular saludable mejorando la textura de la piel. Te recomendamos que utilices D-Peeling Exfoliante Enzimático +5 de Sublime Oils actúa sobre las capas subcutáneas de la piel, fomenta la regeneración natural y elimina las células muertas .Tras hacerte este peeling , permites que los productos posteriores, como hidratantes y bases de maquillaje, se apliquen de manera más uniforme y eficaz. Además, una piel exfoliada refleja mejor la luz, lo que da como resultado un acabado más luminoso.

3. Uso de tónico

Después de limpiar, el siguiente paso es aplicar un tónico. Este producto juega un papel crucial en la rutina de cuidado de la piel al equilibrar el pH ayudando a calmar la piel después de la limpieza. Un buen tónico también elimina cualquier residuo que el limpiador no haya logrado eliminar por completo además prepara la piel para absorber de manera más efectiva los productos que se aplicarán posteriormente como sérums y cremas hidratantes. Además, algunos tónicos están formulados con ingredientes que ayudan a minimizar la apariencia de poros, ofreciendo una superficie más lisa para el maquillaje. Para ello te recomendamos utilizar el tónico Limpiador Azahar-Hamamelis  de Sublime Oils limpia profundamente y aporta confort a la piel, previene la aparición de puntos negros y miliums, reduce visiblemente el enrojecimiento, repara la función barrera de la piel.

4. Aplicación de ampollas y serúms

Las ampollas y los sérums son concentrados de ingredientes activos diseñados para abordar necesidades específicas de la piel, como la deshidratación, la falta de luminosidad, las arrugas o la pérdida de elasticidad. Estos productos penetran profundamente en las capas de la piel, proporcionando una dosis intensiva de hidratación dejando un efecto glow. Su uso antes del maquillaje asegura que la piel no solo se vea radiante al instante, sino que también reciba beneficios a largo plazo. La aplicación de estos productos debe hacerse con ligeros toques para facilitar la absorción.

5. Contorno de ojos 

Hidratar la piel es esencial, pero es importante prestar atención a áreas específicas como el contorno de los ojos. Esta zona es especialmente delicada y propensa a mostrar signos de envejecimiento. Utilizar un producto específicamente formulado para el contorno de ojos puede ayudar a reducir la aparición de líneas finas y preparar la piel para la aplicación del corrector y otros productos de maquillaje.

6. Hidratación

Tras haber aplicado el contorno de ojos, aplica una crema hidratante en todo el rostro para asegurar que tu piel esté suficientemente hidratada. Una piel bien hidratada permitirá que la base de maquillaje se deslice suavemente y se mantenga durante más tiempo, evitando que se acumule en las arrugas.Para finalizar este proceso utiliza un fijador de maquillaje para sellar el maquillaje utilizando Hydrating Mist, que además de fijar tiene funciones refrescantes, calmantes, astringentes, antioxidantes y reparadoras aportando una agradable sensación de alivio y frescor dejando la piel luminosa y suave.

pasos previos a la preparación de la piel

Adapta la preparación al tipo de tu piel

Cada tipo de piel tiene necesidades específicas Ajustar tu rutina de cuidado de la piel según tu tipo, te ayudará a maximizar la eficacia de tus productos y a obtener los mejores resultados con tu maquillaje.

Consejos para piel grasa: qué productos usar

Para las personas con piel grasa, el objetivo es controlar el exceso de sebo sin eliminar de la piel su humedad natural. Por lo que para este tipo de pieles recomendamos utilizar productos que ayuden a controlar la producción de sebo , en cuanto a los limpiadores es aconsejable utilizar aquellos que son  base de gel , opta por cremas hidratantes en fórmula gel, ideales para proporcionar hidratación sin tener sensación de tener la piel grasienta. Para antes del maquillaje, aplica un primer matificante que te ayude a controlar el brillo durante el día.

Rutinas para la piel seca: evita la irritación

La piel seca requiere un cuidado especial para mantenerla hidratada y evitar la irritación. Para este tipo de piel debes de utilizar limpiadores que no contengan alcoholes, perfumes u otros ingredientes irritantes en cuanto al uso de sérums y cremas hidratantes debes de optar por aquellas que contengan ácido hialurónico o ceramidas que puedan proporcionar una hidratación profunda. Incorpora mascarillas hidratantes en tu rutina para ayudar a nutrir y revitalizar la piel.

Manejo de la piel mixta: equilibrar zonas secas y grasas

La piel mixta se caracteriza por tener áreas secas y grasas. Generalmente, la zona T (frente, nariz y barbilla) tiende a ser más grasa, mientras que las mejillas y el área alrededor de los ojos suelen ser más secas. Identificar correctamente estas zonas es crucial para aplicar los productos adecuados.

Utiliza un limpiador suave que sea efectivo para todo tipo de piel. Busca productos que contengan ingredientes como ácido salicílico para controlar el exceso de grasa en la zona T y ácido hialurónico para hidratar las zonas secas. Limpia tu rostro dos veces al día para eliminar impurezas sin resecar la piel.

También, debes de utilizar un exfoliante suave una o dos veces por semana. Esto no solo mejora la textura de la piel, sino que también prepara una superficie uniforme para aplicar los productos posteriores.

La clave para equilibrar la piel mixta es utilizar productos específicos para cada área. Aplica un sérum ligero y libre de aceite en la zona T para controlar el brillo y un humectante más hidratante como Hydrating mist de Sublime Oils en las zonas secas. Los ingredientes como la niacinamida pueden ayudar a reducir el exceso de sebo mientras hidratan las zonas más deshidratadas.

Productos recomendados y cómo elegirlos

Elegir los productos adecuados para tu piel es esencial para maximizar los beneficios de tu rutina de belleza y asegurarte de que tu maquillaje se vea perfecto. Aquí te proporcionamos algunos pasos que te ayuden a seleccionar los mejores productos según las necesidades específicas de tu piel.

Mejores limpiadores para cada tipo de piel

Existen diverso tipos de pieles desde pieles grasas este tipo de piel busca limpiadores que ayuden a controlar el sebo sin eliminar de la piel sus aceites naturales hasta pieles sensibles y cada una de ellas requiere un tipo de limpiador Cada tipo de piel requiere un tipo de limpiador específico que se ajuste a sus necesidades sin comprometer su salud natural.

En Icon Tienda Online contamos con la marca Sublime Oils donde podrás encontrar el limpiador que mejor se adapte a tu tipo de piel. 

Sérums y cremas:cuáles y por qué

Los sérums y las cremas son esenciales para tratar problemas específicos de la piel y mejorar así su apariencia:

Sérums: Estos productos son concentrados de ingredientes activos que abordan problemas específicos como el envejecimiento con el sérum Tryology de Sublime Oils previenes el envejecimiento prematuro a la misma vez que aportas luminosidad al rostro o la deshidratación para este problema la solución perfecta es utilizar el sérum ultrahidratante de Omega 3.

Cremas hidratantes: Después de aplicar el sérum, una buena crema hidratante sellará todos los beneficios de los tratamientos anteriores y asegurará que la piel mantenga su hidratación.

Aceite Sublime Oils para el cuidado íntimo diario de la zona genital femenina

Intyma Oil

(13)
47,60 € 56,00 € -15% -15%

Seleccionar los productos correctos no solo mejorará la efectividad de tu maquillaje, sino que también protegerá y nutrirá tu piel a largo plazo, ayudándote a mantener un aspecto saludable.

Tónicos y mascarillas que revitalizan

Los tónicos y las mascarillas son esenciales para revitalizar y preparar la piel antes de aplicar maquillaje. Aquí te explicamos cómo pueden te pueden beneficiar en tu rutina:  

Tónicos: El tónico reduce los poros y restaura el equilibrio del pH de la piel después de la limpieza. Pueden contener ingredientes como ácido salicílico, para las pieles propensas al acné, o ácido hialurónico y glicerina, para las más secas. La aplicación de un tónico adecuado puede refrescar la piel instantáneamente y ayudar a absorber mejor los productos que se aplicarán posteriormente como sérums y cremas hidratantes.

Mascarillas: Existen diversos tipos de mascarillas diseñadas para diferentes necesidades. Las mascarillas hidratantes, por ejemplo, aportan una dosis intensiva de hidratación, ideal para utilizar antes de un evento especial o cuando la piel la notas particularmente seca. Las mascarillas purificantes, en cambio, son excelentes para limpiar profundamente los poros y revitalizar pieles opacas o congestionadas. Usar una mascarilla una o dos veces por semana puede mejorar significativamente la textura y el tono de la piel, dejándola más suave y radiante.

Errores comunes en la preparación de la piel y cómo evitarlos

A menudo, algunos hábitos pueden sabotear nuestra rutina de belleza sin que nos demos cuenta. Aquí te contamos algunos errores comunes en la preparación de la piel y cómo lo puedes mejorar:

Saltarse la limpieza: No limpiar la piel adecuadamente antes de aplicar maquillaje puede causar que el maquillaje se mezcle con suciedad y aceite, lo que puede llevar a brotes de acné y a una aplicación desigual.

No esperar a que los productos se absorban: Aplicar maquillaje inmediatamente después de la aplicación de sérums o cremas hidratantes puede hacer que se mezclen y disminuir su efectividad. Deja que cada producto se absorba completamente antes de pasar al siguiente paso.

Uso excesivo de exfoliantes: La exfoliación es crucial, pero hacerlo en exceso puede irritar y despojar a la piel de sus aceites naturales, lo que lleva a sequedad y sensibilidad. Limita la exfoliación a uno o dos veces por semana, dependiendo de tu tipo de piel.

Aplicar productos inadecuados para tu tipo de piel: Usar productos que no son adecuados para tu tipo de piel puede causar irritación, brotes o sequedad. Asegúrate de utilizar productos formulados para las necesidades específicas de tu piel.

Evitar estos errores comunes puede hacer una gran diferencia en la salud de tu piel y en la apariencia de tu maquillaje.

Posts más visto
0 comentarios

Escribe un comentario