Tratamiento Facial para Pieles Maduras

Tratamiento Facial para Pieles Maduras

Generalmente se habla de una piel madura a partir de los 35 años. Sin embargo, cada piel es diferente y no hay una edad exacta para determinar la transición. Con el tiempo y de manera natural, el metabolismo de las células se ralentiza y empieza a mostrar sus efecto

La piel madura, en general, tiene disminuida su capacidad funcional, está más expuesta a los factores ambientales y tiende a desarrollar ciertas enfermedades cutáneas.

Se caracteriza por ser seca y áspera al tacto, tener arrugas y haber adquirido una cierta tonalidad amarillenta, que se agrava con irregularidades en la pigmentación. Con el paso del tiempo, la piel pierde elasticidad, turgencia y tonicidad, es más frágil y cicatriza peor. Sus capilares sanguíneos se dilatan más, dando lugar a las antiestéticas «venitas», llamadas cuperosis.

Mostrando 1 producto

Mostrando 1-1 de 1 artículo(s)